El motivo por el que nunca deberías usar el patrón de desbloqueo en tu Android

septiembre 30, 2017

El motivo por el que nunca deberías usar el patrón de desbloqueo en tu Android

Los teléfonos inteligentes son, básicamente, unos pequeños aparatos en los que está almacenada toda nuestra vida. Perder uno que no tenga ningún sistema de protección de la privacidad supone que nuestras fotos, datos e información personal y laboral estén en manos de auténticos desconocidos. Por eso los fabricantes se afanan en crear sistemas de seguridad que eviten esta ingrata situación.

Algunos son muy simples, pero efectivos, como el código de cuatro o seis números que tiene el iPhone. Otro son más complejos, como el sistema de reconocimiento facial del iPhone X o de lo Samsung Galaxy Note 8. Y algunos dan una falsa sensación de seguridad, como el patrón de reconocimiento de Android.

 

Un patrón de desbloqueo de Android (YouTube)

 

Este sistema ha sido objeto de un estudio llevado a cabo por la Academia Naval de los Estados Unidos y por expertos de la Universidad de Maryland. Y en la investigación no ha podido salir peor parado.

El experimento llevado a cabo por estos investigadores consistía en analizar si un grupo de mirones podía adivinar el patrón de desbloqueo de un sujeto que manipulaba su teléfono sin saber que era un conejillo de indias. Los voyeurs estaban situados a unos dos o tres metros de la víctima.

El resultado fue muy claro: dos de cada tres veces los mirones acertaron el patrón con tan solo fijarse una sola vez. Y este porcentaje de acierto se elevaba a un 80% si los sujetos tenían la oportunidad de fisgar dos veces.

Sin embargo, el índice de aciertos se derrumbaba si el observado tenía un sistema de protección basado en un número de cuatro o seis cifras: los mirones solo fueron capaces de acertar algunos números (aproximadamente un 11%) y no está claro si dieron en el clavo por puro azar.

Adam Aviv, profesor de la Academia Naval y autor del trabajo, explica en las conclusiones del mismo que los patrones son más fáciles de memorizar que las secuencias de números, pero también resultan más sencillos de interpretar y de imitar.

Pero no todo son malas noticias para los que estén acostumbrados a los patrones. Los autores de la investigación señalan que se puede tener un móvil seguro y protegido con este sistema, pero hay que desactivar la opción de feedback, esa que hace que se vea una especie de rastro por los lugares en los que pasa el dedo. Simplemente con quitar esa fruslería el índice de acierto de los que espiaban bajaba drásticamente: solo eran capaces de acertar uno de cada cinco intentos. Aun así, el mejor sistema de seguridad es el de los números o los biométricos, como la huella dactilar.